La terapia floral es un sistema de sanación completo dirigido a los estados psicoemocionales, al estado anímico. Son 38 esencias preparadas con flores de hierbas, arbustos y árboles silvestres. La finalidad de estas esencias es transformar nuestros estados “defectuosos”, en virtudes." La Enfermedad es el desequilibrio entre la personalidad y el alma" decía el Dr. Bach. Postulaba que la medicina convencional trataba al síntoma, que era más bien la punta del iceberg. Pero en realidad, en la persona misma se encontraba la raíz de la enfermedad. Por eso el propone: "Tratar a la persona, no la enfermedad".

 

Las esencias florales son absolutamente benignas, no son tóxicas, no producen dependencias y pueden ser ingeridas con total confianza por lactantes, niños, adolescentes, adultos, adultos mayores, e incluso por mujeres embarazadas, además se pueden complementar con medicamentos, sin que estos interfieran en la efectividad de éstos. Las esencias florales nos ayudan a equilibrar nuestras emociones negativas previniendo enfermedades.