Es el masaje que se aplica con la finalidad de recuperar o ayudar a esta recuperación del paciente permitiendo su incorporación como ser útil y social en su medio. En todos los casos se valora el tipo de lesión presentada.

 

El masaje terapéutico debe producir acción curativa, así como lograr la estabilidad de los sistemas de regulación y aumentarla capacidad funcional del organismo de los pacientes.

 

Durante la sesión de masaje el paciente puede experimentar diversas reacciones, es por eso que se hace necesario saber seleccionar correctamente las manipulaciones (maniobras) y sus variedades (combinaciones) y determinar la intensidad adecuada de la acción irritante. La sensibilidad durante la acción del masaje depende principalmente de la constitución del individuo y de su estado de salud, es por eso que se hace necesario que el masajista tenga en cuenta los siguientes aspectos:

 

Para la aplicación de este tipo de masaje existen indicaciones generales en diversas lesiones, como ocurre en los casos de fracturas, limitaciones funcionales de las articulaciones, atrofias musculares, contracturas musculares, cicatrices, neuralgias, neuritis, radiculitis, etc.

 

La técnica del masaje que se aplica en el masaje terapéutico, son análogas a las que se aplican en el masaje deportivo y en el masaje higiénico. El masaje terapéutico no tiene técnica propia, en el masaje terapéutico se puede emplear cualquier tipo de masaje, ya sea masajes con aparatos, masaje por puntos, masaje segmentario, etc.

 

La duración de una sesión general de masaje terapéutico no suele ser mayor de 40 min. En pocas ocasiones puede llegar a 50 min. En la práctica curativa, el masaje general se recomienda pocas veces; sin que sólo se lleva a cabo el masaje local.

 

Las primeras sesiones de masaje general deben aplicarse no menos de 2 a 3 veces por semanas y con una duración de 20 a 25 min. Si durante el tratamiento se observa que el paciente empeora su estado general (debilidad u otras sensaciones poco agradables, hay que disminuir la duración del tratamiento o hay que suprimir temporalmente los masajes.

 

Para el masaje terapéutico, sobre todo general, se recomienda que el paciente descanse 10 ó 15 min. Las personas que padecen enfermedades del Sistema Cardiovascular deben tener un descanso de 10 a 15 min. antes de comenzar el tratamiento.