El Tarot utilizado con abordaje terapéutico es un campo rico y fecundo mediante el cual podemos acercarnos a los núcleos problemáticos de la persona que viene a consultarnos y a través de una sesión o varias, nos ayuda a diagnosticar debilidades, fortalezas, objetivos, potenciar recursos, visualizar metas, modificar hábitos, expandir horizontes, etc.

 

Los Arcanos del Tarot actúan como portales a otros niveles de Conciencia y nos permiten acceder a información y contenidos que provienen del inconciente de la persona. Este afloramiento no es agresivo, pues esta mediatizado por las cartas, por la riqueza expresiva de sus imágenes y esto torna accesible este viaje.

 

Durante la sesión de masaje el paciente puede experimentar diversas reacciones, es por eso que se hace necesario saber seleccionar correctamente las manipulaciones (maniobras) y sus variedades (combinaciones) y determinar la intensidad adecuada de la acción irritante. La sensibilidad durante la acción del masaje depende principalmente de la constitución del individuo y de su estado de salud, es por eso que se hace necesario que el masajista tenga en cuenta los siguientes aspectos:

 

El Tarot así entendido constituye una herramienta poderosa y nos ofrece a través de cada Arcano una multiplicidad de simbolismos que despiertan en nosotros reflexiones y sensaciones que nos llevan a una nueva comprensión de la realidad.

 

El Tarot reúne y sintetiza varias disciplinas como la cabala, la numerología, la astrología, que aportan cada una desde su campo y nos permiten profundizar el mensaje de cada arcano obteniendo así de una lectura una información valiosa que se revela ante el consultante.

 

El tarot con abordaje terapéutico trasciende el uso adivinatorio y sin excluirlo nos proporciona herramientas para convertirnos en canal de ayuda.